martes, 12 de febrero de 2013

Ultima entrevista al P. Hernán Pérez Etchepare - Parte 2


En diálogo
TOC TOC
Obsesiones y Compulsiones - Parte 2
Autor: Lis Anselmi 
www.elangelenelarbol.blogspot.com
lisanselmi@yahoo.com.ar



Hernán Pérez Etchepare, Obsesiones y Compulsiones parte 2 - ROL.La obsesión y la compulsión terminan devorando, rompiendo la convivencia, los pensamientos deben posibilitar el encuentro con el otro. Tenemos que ir desactivando aquellas compulsiones, las ideas negativas, las ideas fijas, compulsivas, obsesivas. Antes de actuar hay que razonar un poco más. Antes de combatir algo hay que saber que uno va a sentir un poco de angustia, es normal. Cuando uno compra de manera compulsiva, haciendo chicle la tarjeta de crédito como si no tuviera fin, se va llenando, logra esa saciedad que alcanza el que come compulsivamente, esa saciedad del drogadicto, que se siente pleno momentáneamente.
La responsabilidad frente a la vida es a veces tremenda, pero lo tremendo no tiene que ser negativo, no me debe aplastar. Es como cuando viene el mar embravecido, no es que las olas me estén ahogando, soy yo que tengo que barrenar, remontar las olas, encontrar la salida de mí, la valentía.

Ultima entrevista al P. Hernán Pérez Etchepare - Parte 1


En diálogo
TOC
Obsesiones y Compulsiones - Parte 1
Autor: Lis Anselmi 
www.elangelenelarbol.blogspot.com
lisanselmi@yahoo.com.ar

TOC - P. Hernán Pérez Etchepare - ROLEsta es la última entrevista realizada al P. Hernán Pérez Etchepare, en ella nos habla sobre las obsesiones y las compulsiones, las explica desde el texto bíblico del AT, Libro de Samuel 1.
Si hablamos de compulsión y obsesión, hay que pensar qué nos pasa con esta sociedad que estamos construyendo, qué nos pasa como personas, cómo vamos incidiendo y cómo nos estamos también, de alguna manera, acomodando y creciendo en esta familia que es la familia humana.
El tema de las obsesiones y la compulsión ha tomado mucho auge, pero siempre existió. En la Biblia, hay un trastorno compulsivo obsesivo en Saúl, que era una persona con muchas responsabilidades. Los trastornos obsesivos compulsivos no distinguen clase social, ni bienestar económico, ni a las personas, por eso, el que padece esta enfermedad, en el pueblo de Israel, de forma notoria, es Saúl, el primer rey de Israel.