lunes, 2 de marzo de 2009

UNOS CABALLOS


Fotos: P. Hernán Pérez Etchepare, ssp

 
UNOS CABALLOS
Jorge Guillen
Pelados, tristemente naturales,
en inmobilidad de largas crines
desgarbadas, sumisos a confines
abalanzados por los herbazales,
unos caballos hay. No dan señales
de asombro, pero van creciendo afines
a la hierba. Ni bridas ni trajines.
Se atienen a su paz: son vegetales.
Tanta acción de un destino acaba en alma.
Velan soñando sombras las pupilas,
y asisten, contribuyen a la calma
de los cielos -si a todo ser cercanos,
al cuadrúpedo ocultos- las tranquilas
orejas. Ahí están: ya sobrehumanos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

QUÉ HERMOSOS CABALLOS LIS, Y QUE HERMOSAS LAS POSICIONES. ME IMAGINO QUE LAS FOTOS LAS SACASTE VOS. TE FELICITO. BENDICIONES ELSA

Anónimo dijo...

No, como dice bajo las fotos, el autor es el P. Hernán.
Lis

Anónimo dijo...

Al Padre Hernán mis felicitaciones por esas fotos tan significativas y al autor del poema mi admiración por sus justas palabras. Ana Rodríguez.

Anónimo dijo...

HUM..... TE ESTÁ TRATANDO DE SACAR VENTAJA ELSA