viernes, 21 de noviembre de 2008

EL MENDIGO

Hoy te vi y me vi a mí mismo
en traje de necesidad. Estaba sucio
y descalzo y mi ropa era una calamidad.
Hoy te vi pidiendo una moneda
y era yo el que pedía detrás,
y era tal, la vergüenza que sentía
que apenas estiraba la mano y casi no podía hablar.
Unos observaban con espanto mi triste realidad,
otros torcían el rostro para no tener que mirar.
Unos indiferentes les daba todo igual,
otros me decían “vago” ponte a trabajar.
Nadie quiere saber de mis penas,
ni de mi duro caminar,
ni por qué me encuentro aquí en medio de tanto mal.
Yo quise ser como todos:
ser un buen padre y trabajar,
pero el mundo no me ha dado una razón para amar.
No tengo espacio en esta historia
me negaron la identidad,
la realidad me hizo sumiso para enfrentar la adversidad.
Me hipotecaron el futuro en medio del basural
y sólo recojo los despojos que nadie quiere usar.
La droga aplaca mi angustia
de no saber a donde voy,
de no tener una alegría para compartir lo que soy.
¿Quién ama a este quebranto que la sociedad marginó?
¿Quién ayuda a los necesitados si nadie tiene compasión?...
Hoy te vi en mi ausencia y en mi carencia de humanidad,
siempre que haya un mendigo
es por falta de solidaridad.

P. Hernán Pérez Etchepare, SSP

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Padre Hernán,Dios me habla a través suyo y de este maravilloso poema.Hoy viví una situación así.¡Mil gracias por compartir este escrito tan aleccionador y real!Un cariñoso saludo.

Elsa Tébere

Anónimo dijo...

LEI ESTE POEMA SIN MIRAR SU AUTOR. CUANDO LLEGUÉ AL FINAL, ME DI CUENTA QUE SOLO EL PADRE HERNÁN, PUEDE DEFINIR TAN BIEN LAS SITUACIONES DE LA VIDA. TE QUIERO HERNÁN POR SER COMO SOS, AUTÉNTICO, SIMPÁTICO. UN SER LLENO DE LUZ. REALMENTE DIOS TE ELIGIÓ BIEN, PORQUE GRACIAS A VOS, SON MUCHOS LOS QUE SE RECONCILIAN CON LA IGLESIA. BENDICIONES ELSA

Anónimo dijo...

Gracias Lis por compartir este hermoso poema del Padre Hernán, no lo había leído, y a vos Padre te digo que sos un Maestro escribiendo y contando realidades tan duras, los quiero chicos y gracias a Dios por haberlos conocido!!!
Rosana de siempre.

Anónimo dijo...

Padre ¡cómo nos habla Dios!,recien acabo de dejar un mensaje en un blog del diario Clarín donde hay un poema sobre EL MENDIGO y le digo al autor que siempre me conmueven esas personas y quisiera ayudarlos más.que yo tamnbién le escribí algo.
Abro este blog ¡y otra vez leo su maravilloso poema!.¡Cuántos seres sufren y encima reciben la indiferencia.¡Yo siento un gran amor por ellos,que Dios me ayude a hacer algo más!.Mil gracias !
ELSA TÉBERE

Anónimo dijo...

Querido Angel que estás en el árbol de la vida, compartiendo con nosotros tanta magia, tanta espiritualidad y tanta sensibilidad en poemas como los del Padre Hernán.
El ya sabe que me encanta encontrar sacerdotes poetas que se rodean de poetas.
Se parece a Jesús de Nazareth.
El Divino Mesías estaría orgulloso de él.

Gracias por hacerle un lugar en este espacio que tanto bien nos hace a todos los que ingresamos a él.

Elsa del Café,muy bueno lo tuyo.

Rosana de siempre, como siempre atenta todos los mensajes. Dios te bendiga.

Una nueva Elsa entró a nuestras páginas. Su apellido e Tébere.

Bienvenida.

Eva.

Anónimo dijo...

Esperamos que publiques más poemas del P. Perez Etchepare